Inicio Belleza Cómo hacer un sérum facial casero paso a paso
Belleza

Cómo hacer un sérum facial casero paso a paso

En el mundo del cuidado de la piel, los sérums faciales se han convertido en un elemento esencial lucir un cutis sano y radiante. Pero, ¿has considerado alguna vez la posibilidad de crear tu propio sérum facial en casa?

Crear un sérum personalizado no solo puede ser una manera efectiva de atender las necesidades únicas de tu piel, sino que también es una excelente opción para aquellos que desean evitar los aditivos y conservantes encontrados en muchos productos comerciales.

Además, ¡es más fácil de lo que piensas! En este artículo, te guiaremos a través del proceso de cómo hacer tu propio suero casero, explicando los beneficios, los ingredientes que necesitarás y cómo mezclarlos de manera efectiva.

Así que, prepárate para sumergirte en el apasionante mundo del cuidado de la piel DIY.

serum facial casero

Ingredientes básicos para un sérum facial casero

Hacer tu propio sérum puede ser una aventura emocionante y gratificante. Te permite tener control total sobre los ingredientes que estás poniendo en tu piel, y puedes personalizar la fórmula para satisfacer tus necesidades específicas.

Sin embargo, la primera pregunta que surge es: ¿Qué ingredientes necesitas para elaborarlo? En esta sección te mostraremos los ingredientes básicos que necesitarás para formular tu propio sérum facial.

Desde aceites base hasta antioxidantes, exploraremos cómo cada componente puede beneficiar tu dermis y cómo puedes seleccionar el más adecuado para tu tipo de cutis y preocupaciones.

  • Aceites base: También conocidos como portadores, constituyen la mayor parte de cualquier sérum casero. Son los responsables de entregar los nutrientes esenciales a la piel y sirven como medio para mezclar otros ingredientes activos. Algunos de los más populares incluyen el de jojoba, el de argán, el de almendras dulces y el de rosa mosqueta.

  • Aceites esenciales: Aportan propiedades terapéuticas al producto y pueden ser seleccionados en función de las necesidades específicas de la piel. Por ejemplo, el aceite esencial de árbol de té es conocido por sus propiedades antibacterianas y puede ser beneficioso para los cutis propensos al acné, mientras que el de lavanda puede ayudar a calmar y relajar.

  • Antioxidantes: Los antioxidantes son ingredientes fundamentales en cualquier suero, ya que protegen la dermis de los dañinos radicales libres y ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro. La vitamina E y la vitamina C son dos antioxidantes comúnmente utilizados en los sérums faciales caseros.

  • Hidratantes: Los ingredientes que aportan hidratación a la piel, como el ácido hialurónico, son esenciales para mantenerla nutrida y saludable.

  • Ingredientes activos: Los ingredientes activos, como los retinoides o los péptidos, se pueden añadir para abordar problemas específicos, como las arrugas o la hiperpigmentación.

Antes de comenzar a preparar tu elixir casero, es importante recordar que la calidad de los ingredientes que elijas será crucial para determinar la efectividad del producto final. Por lo tanto, asegúrate de optar siempre por ingredientes de alta calidad y, si es posible, orgánicos.

Descubre: Las diferencias y similitudes de un serum y una crema

Cómo elegir los ingredientes adecuados para tu piel

Una de las mayores ventajas de hacer tu propio suero es la capacidad de personalizarlo para adaptarlo a las necesidades específicas de tu piel. Sin embargo, con una gama tan amplia de ingredientes disponibles, puede ser un desafío saber cuáles son los más adecuados para ti.

Por eso, vamos a explorar cómo identificar tu tipo de piel y las necesidades asociadas, y te ayudaremos a elegir los ingredientes que aborden eficazmente tus preocupaciones particulares. 

  • Seca: La hidratación es fundamental. Ingredientes como el ácido hialurónico, que es un potente humectante, pueden ayudar a retener la humedad en la piel. Los aceites naturales como el de jojoba o el de aguacate también pueden proporcionar hidratación intensiva y ayudar a fortalecer la barrera protectora.

  • Grasa o con Tendencia al Acné: Los ingredientes que ayudan a regular la producción de sebo y a combatir las bacterias pueden ser beneficiosos. El aceite de árbol de té es conocido por sus propiedades antibacterianas y puede ayudar a tratar y prevenir el acné. El ácido salicílico puede ayudar a exfoliar y desbloquear los poros.

  • Sensible: Los ingredientes calmantes y antiinflamatorios pueden ser beneficiosos. El aloe vera y la manzanilla son conocidos por sus propiedades calmantes y pueden ayudar a reducir la inflamación y la irritación.

  • Madura: Busca activos que promuevan la regeneración celular y combatan los signos del envejecimiento. El retinol es conocido por su capacidad para promover la renovación celular y reducir la apariencia de las arrugas. La vitamina C es un potente antioxidante que puede proteger del daño de los radicales libres y mejorar la luminosidad (aquí tienes una receta con vitamina C).

  • Manchas: Si tu preocupación es la hiperpigmentación o las manchas oscuras, busca ingredientes que inhiban la producción de melanina y exfolien suavemente. La vitamina C, el ácido kójico y la niacinamida son conocidos por su capacidad para aclarar la pigmentación y reducir la apariencia de las manchas oscuras.

Recetas de sérum facial casero

Crear tu propio suero facial en casa te permite personalizar los ingredientes para adaptarse perfectamente a lo que necesitas. Aquí te presentamos algunas recetas para diferentes tipos de cutis:

mejor serum hidratante

Hidratante

Si tu cara tiende a ser seca, necesitarás un sérum que pueda proporcionar una hidratación intensa y ayudar a retener la humedad. Aquí tienes una receta sencilla y eficaz que puede ayudarte:

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de jojoba
  • 1 cucharada de aceite de rosa mosqueta
  • 5 gotas de aceite esencial de geranio

Jojoba: Es un humectante increíble que puede ayudar a sellar la humedad de tu piel, además de que su estructura es muy similar a la del sebo de nuestra dermis, lo que permite que se absorba fácilmente y no deje una sensación grasa.

Rosa Mosqueta: Rico en ácidos grasos esenciales, vitaminas A y C, este aceite ayuda a reponer y retener la humedad, al tiempo que promueve la regeneración celular y mejora la flexibilidad dérmica.

Aceite esencial de Geranio: Conocido por su capacidad para equilibrar la producción de sebo en la piel, el geranio también tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que pueden ayudar a calmar y nutrir.

Procedimiento:

  1. En un frasco de vidrio oscuro, agrega 2 cucharadas de aceite de jojoba.
  2. Añade 1 cucharada de aceite de rosa mosqueta.
  3. Agrega 5 gotas de aceite esencial de geranio.
  4. Cierra el frasco y agítalo suavemente para mezclarlo.
  5. Aplica de 3 a 5 gotas en tu rostro limpio y tonificado, como te indicamos aquí, preferiblemente por la noche. 

Equilibrante

serum piel mixta

La tez grasa puede beneficiarse de un elixir que equilibre la producción de sebo, al mismo tiempo que proporciona hidratación sin añadir grasa. Aquí tienes la receta ideal:

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de semilla de uva
  • 1 cucharada de aceite de jojoba
  • 5 gotas de aceite esencial de árbol de té

Semilla de Uva: Es ligero y no obstruirá los poros, lo que lo hace ideal para la tez grasa. Tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, y puede ayudar a regular la producción de sebo.

Jojoba: Similar a la estructura del sebo natural de nuestra piel, puede equilibrar la producción de grasa, al mismo tiempo que ofrece una hidratación ligera.

Aceite esencial de Árbol de Té: Es conocido por sus potentes propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias. Puede ayudar a reducir el enrojecimiento y la inflamación, y es particularmente beneficioso para las personas con tez grasa propensa a los brotes.

Procedimiento:

  1. En un frasco de vidrio oscuro, combina 2 cucharadas de aceite de semilla de uva.
  2. Añade 1 cucharada de aceite de jojoba.
  3. Incorpora 5 gotas de aceite esencial de árbol de té.
  4. Cierra el frasco y agita suavemente para mezclar todos los ingredientes.
  5. Aplica unas gotas del sérum en tu rostro limpio y tonificado, preferentemente durante la noche.

Si tienes un cutis mixto, a medio camino entre seco y graso, considera estas opciones.

Calmante

mejor serum facial

La tez sensible puede reaccionar a una variedad de ingredientes y productos, por lo que un sérum suave con ingredientes calmantes y naturales puede ser muy beneficioso. Aquí tienes una receta fantástica:

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de rosa mosqueta
  • 1 cucharada de aceite de almendras dulces
  • 5 gotas de aceite esencial de manzanilla

Rosa Mosqueta: Es rico en ácidos grasos esenciales y vitaminas que nutren la piel. También tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, lo que puede ayudar a calmar la tez sensible.

Almendras Dulces: Este aceite es suave y generalmente bien tolerado por las pieles sensibles. Es hidratante y suavizante, y puede ayudar a fortalecer la función barrera.

Aceite Esencial de Manzanilla: La manzanilla es conocida por sus propiedades calmantes y antiinflamatorias. Puede ayudar a reducir el enrojecimiento y la irritación de la tez sensible.

Procedimiento:

  1. En un frasco de vidrio oscuro, combina 2 cucharadas de aceite de rosa mosqueta.
  2. Añade 1 cucharada de aceite de almendras dulces.
  3. Incorpora 5 gotas de aceite esencial de manzanilla.
  4. Cierra el frasco y agita suavemente para mezclar todos los ingredientes.
  5. Aplica unas gotas en tu rostro limpio y tonificado, preferentemente durante la noche. 

Te interesa: Te descubrimos el serum para hombres

Antienvejecimiento

Tipos de sérums faciales para piel mixta

Si estás buscando un remedio para combatir las señales de la edad, este remedio puede ser la solución. Los ingredientes utilizados en esta receta tienen propiedades que ayudan a reafirmar, suavizar y revitalizar la piel, reduciendo la aparición de arrugas y líneas finas.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de aceite de jojoba
  • 1 cucharada de aceite de argán
  • 5 gotas de aceite esencial de geranio
  • 3 gotas de aceite esencial de incienso

Jojoba: Es rico en antioxidantes y vitamina E, que pueden ayudar a proteger la piel del daño oxidativo y a retrasar el proceso de envejecimiento.

Argán: Conocido como ‘oro líquido’, es extremadamente nutritivo y puede ayudar a mejorar la elasticidad, gracias a su alto contenido de vitamina E y ácidos grasos esenciales.

Aceite esencial de Geranio: Puede ayudar a equilibrar la producción de sebo, regenerar las células cutáneas y mejorar la elasticidad, lo que puede resultar en una apariencia más joven y saludable.

Aceite esencial de Incienso: El incienso tiene propiedades antiinflamatorias y astringentes que pueden ayudar a tonificar y levantar la piel, reduciendo la aparición de arrugas y líneas finas.

Procedimiento:

  1. En un frasco de vidrio oscuro, combina 1 cucharada de jojoba con 1 cucharada de argán.
  2. Agrega 5 gotas de geranio y 3 gotas de incienso al frasco.
  3. Cierra el frasco y agita suavemente para mezclar todos los ingredientes.
  4. Aplica unas gotas en tu rostro limpio y tonificado, preferentemente durante la noche.

Recuerda, los sérums caseros no contienen conservantes, por lo que es mejor hacer pequeños lotes y usarlos dentro de un par de meses. Almacenarlos en un lugar fresco y oscuro puede ayudar a prolongar su vida útil.

Lee además: Recomendaciones se serums a los 40 años, a los 50 y a los 60

Cómo y cuándo aplicar tu sérum facial casero

Una vez que hayas creado tu receta casera, es importante saber cómo y cuándo aplicarlo para obtener los máximos beneficios.

Cómo aplicarlo:

La aplicación correcta puede hacer una gran diferencia en la eficacia del producto. Aquí tienes los pasos a seguir:

  1. Limpia: Asegúrate de que tu piel esté completamente limpia. Usa tu limpiador facial habitual para eliminar cualquier rastro de maquillaje, grasa o suciedad.

  2. Tonifica: Después de la limpieza, utiliza un tónico facial para equilibrar el pH de tu piel y prepararla para la absorción de los nutrientes del sérum.

  3. Aplica el sérum: Pon unas gotas en la palma de tu mano. Luego, usa las yemas de tus dedos para distribuirlo suavemente por todo tu rostro y cuello, evitando el área de los ojos. Asegúrate de aplicarlo en movimientos ascendentes para promover la circulación y prevenir la flacidez.

  4. Deja que se absorba: Espera unos minutos para que se absorba completamente antes de continuar con tu rutina.

aplicacion serum facial

Cuándo aplicarlo:

Se pueden aplicar una o dos veces al día, dependiendo de las necesidades de tu dermis y los ingredientes elegidos.

  • Por la mañana: Si contiene ingredientes protectores como los antioxidantes, es beneficioso aplicarlo por la mañana para proteger de los daños ambientales a lo largo del día.

  • Por la noche: Si contiene ingredientes regenerativos o exfoliantes, como los retinoides o los ácidos, es mejor aplicarlo por la noche. Durante este tiempo, tu piel entra en modo de reparación y puede absorber los ingredientes activos más efectivamente.

Precauciones de uso

Si bien los sérums faciales caseros pueden ser una excelente adición a tu rutina diaria, también es importante tener en cuenta algunas precauciones para garantizar que tu cutis se mantenga sano y protegido.

Prueba de alergia: Antes de aplicar un nuevo producto en tu rostro, siempre debes realizar una prueba. Aplica una pequeña cantidad en una parte discreta de tu piel, como tu muñeca o detrás de tu oreja, y espera al menos 24 horas. Si no experimentas ninguna reacción adversa como enrojecimiento, picazón o hinchazón, entonces debería ser seguro usar el producto en tu cara.

Almacenamiento: Los cosméticos caseros no contienen los mismos conservantes que los productos comerciales, por lo que no durarán tanto. Guárdalo en un lugar fresco y oscuro para prolongar su vida útil y mantén la tapa bien cerrada cuando no esté en uso. Si notas algún cambio en el color, el olor o la textura del líquido, deséchalo y haz uno nuevo.

Evita el área de los ojos: La piel alrededor de tus ojos es más delgada y sensible que el resto de tu rostro. Evita aplicarlo directamente en esta área para prevenir la irritación.

Uso correcto: No lo uses más de dos veces al día. El uso excesivo puede provocar sensibilidad, irritación y sequedad. También, no apliques más producto del que tu dermis puede absorber; unas gotas suelen ser suficientes.

Protección solar: Si tu elixir contiene ingredientes fotosensibles, como los cítricos, es fundamental que uses protector solar durante el día para evitar daños solares en la piel.

Crear tu propio sérum facial casero puede ser una experiencia gratificante. No sólo te permite adaptar la receta a las necesidades específicas de tu piel, sino que también es una forma estupenda de controlar exactamente qué ingredientes se están aplicando en tu rostro. ¿Te animas ha hacerlo con nosotros?

Angela

Técnico Superior en Dietética.

Escrito por

Técnico Superior en Dietética.

Suscríbete