Inicio Belleza Peeling: Conoce sus diferentes tipos, beneficios, y cómo se diferencia de la exfoliación
peeling
Belleza

Peeling: Conoce sus diferentes tipos, beneficios, y cómo se diferencia de la exfoliación

Consigue una óptima salud y belleza de tu piel con el peeling y la exfoliación. Pero, ¿sabes en qué consiste realmente el peeling y para qué es útil?.

Todos buscamos formas de mantener nuestra piel fresca, luminosa y juvenil. En la infinita búsqueda de los secretos para conseguir esta piel hermosa, seguramente has oído hablar del peeling.

Este tratamiento de belleza es una opción popular en spas y clínicas de dermatología. Pero, ¿qué es exactamente el peeling? ¿Cuántos tipos existen y cuáles son sus beneficios? ¿Y cómo se diferencia del proceso de exfoliación?

En este artículo, abordaremos todas estas preguntas para ayudarte a entender todo lo que necesitas saber sobre esta técnica de rejuvenecimiento. ¡Empecemos!

peeling

¿Qué es el peeling?

El término «peeling» viene del inglés «to peel», que significa «pelar». En el contexto del cuidado de la piel, se refiere a un proceso que exfolia y elimina las capas superiores de la piel para revelar una capa más suave y renovada por debajo.

Aunque son un tratamiento que se ha popularizado en las últimas décadas, su origen se remonta a la antigüedad.

De hecho, los registros históricos muestran que las antiguas egipcias ya utilizaban tratamientos parecidos a los peelings modernos, utilizando ingredientes como el aceite, la sal y la miel para mantener su cutis radiante.

En la actualidad, los peelings son un tratamiento estrella en muchos spas y clínicas de dermatología, y existen varios tipos, incluyendo los químicos, físicos, enzimáticos y láser, cada uno con su propio conjunto de beneficios y consideraciones.

Vamos a explorar estos en más detalle a continuación.

¿Qué problemas puede resolver?

Este tratamiento de belleza altamente versátil puede abordar una amplia gama de problemas y condiciones de la piel. 

A continuación, te presentamos algunas de las principales preocupaciones de la piel que este método puede ayudar a tratar:

  • Envejecimiento de la piel: Con la edad, la renovación celular de nuestra piel se ralentiza, lo que puede dar lugar a la aparición de arrugas y líneas finas. Al favorecer la renovación de la piel, se estimula la producción de colágeno y elastina, lo que ayuda a reducir los signos del envejecimiento y a mantener la tez juvenil y elástica.

  • Manchas y decoloración: Las manchas oscuras, las manchas de la edad, el melasma y otras formas de decoloración pueden ser tratadas con éxito. Al eliminar las capas superiores de la piel, estos tratamientos pueden ayudar a atenuar y uniformar el tono cutáneo.

  • Rugosidad: Suaviza la textura de la piel, haciendo que se sienta más lisa al tacto y que se vea más luminosa y saludable.

  • Acné y cicatrices de acné: Algunos tipos pueden ayudar a desobstruir los poros, reducir la inflamación y promover la curación, lo que puede ser beneficioso para aquellos que luchan contra el acné. Además, también pueden ayudar a atenuar las cicatrices del acné al estimular la regeneración.

Es importante recordar que, aunque el peeling puede ofrecer muchos beneficios, no todas las personas obtendrán los mismos resultados. Todo depende de las características individuales de la piel y de las necesidades específicas de cada uno. Por eso, siempre es recomendable consultar a un profesional de la piel.

Los diferentes tipos de Peeling

peeling fisico

El peeling no se limita a un solo enfoque. Existen varios tipos de tratamientos, cada uno con su propio conjunto de ventajas, y diseñados para abordar distintos problemas de la piel.

Algunos se basan en sustancias químicas para desprender suavemente las capas superiores de la piel, mientras que otros utilizan técnicas físicas o incluso la tecnología láser.

Acompáñanos en este recorrido mientras exploramos los diversos tipos que hay para ayudarte a entender cuál podría ser el más beneficioso para tu tez. 

  • Químico. Este es quizás el tipo más conocido. Utiliza soluciones químicas, como los ácidos glicólico, salicílico, ferúlico o tricloroacético, para descomponer las células superiores de la piel y promover la renovación cutánea. Pueden variar en intensidad, desde suaves hasta profundos, dependiendo de la concentración del ácido utilizado. 
  • Físico o Mecánico. Se vale de pequeñas partículas o un instrumento especializado para exfoliar físicamente la capa superior de la piel. Por ejemplo, la dermoabrasión, la microdermoabrasión, y los peelings con cristales son alguno de ellos. 
  • Enzimático. Utilizan enzimas naturales, a menudo derivadas de las frutas como la papaya o la piña, para disolver suavemente las células muertas que se empeñan en agarrarse a la epidermis. Son generalmente más suaves que los químicos y físicos, y son una buena opción para las personas con piel sensible.
  • Láser. La tecnología de luz estimula la renovación de la piel. Puede ser muy efectivo para tratar problemas como las manchas solares, las arrugas y las cicatrices del acné, pero también puede requerir un tiempo de recuperación más largo y un mayor desembolso.

Peeling vs. Exfoliación: Conociendo las Diferencias

Aunque a menudo se usan indistintamente, los términos «peeling» y «exfoliación» no son exactamente lo mismo.

Ambos son técnicas que se utilizan para eliminar las células muertas y mejorar la apariencia del rostro, pero existen diferencias importantes en cuanto a su profundidad de acción, la intensidad del procedimiento y los resultados que se pueden esperar.

Profundidad de acción

Los exfoliantes, ya sean físicos (como los exfoliantes de azúcar o sal) o químicos (como los que contienen ácidos como el ácido glicólico o salicílico), generalmente trabajan en las capas más superficiales (epidermis).

Son excelentes para limpiar los poros, suavizar la textura y proporcionar un brillo fresco y saludable.

Relacionado: 3 ingredientes exfoliantes que tienes ahora mismo en la cocina

Los peelings, por otro lado, penetran más profundamente (dermis) para tratar problemas más serios, como las manchas oscuras, las líneas finas y las cicatrices del acné.

En función de su intensidad, pueden llegar a las capas medias o incluso profundas, ofreciendo resultados más potentes y duraderos.

Intensidad del procedimiento

La exfoliación es un procedimiento suave que puede formar parte de tu rutina de belleza en casa (en este enlace te mostramos cómo hacerlo de la manera correcta). Dependiendo de tu tipo de piel y las necesidades específicas de la misma, puedes exfoliar de uno a tres veces por semana.

Los peelings, en cambio, son procedimientos más intensivos que generalmente deben ser realizados por un profesional. Dependiendo de la intensidad, es posible que necesites un período de recuperación de un mes o más después del procedimiento.

Resultados esperados

La exfoliación puede ayudar a mantener la tez fresca y saludable, pero los resultados son temporales y es necesario seguir un régimen de exfoliación regular para mantener los beneficios.

Los peelings, por otro lado, pueden ofrecer resultados más duraderos. Después de varios días, puedes esperar ver una mejora significativa en la apariencia y la textura.

Te interesa: Exfoliantes y mascarillas naturales para piel grasa

Beneficios del Peeling

cuidar piel grasa

Este tratamiento puede ser un gran aliado en tu meta de lucir una piel perfecta gracias a sus múltiples beneficios. Aquí te presentamos algunos de los más destacados:

1. Acelera la renovación cutánea

Un beneficio universal del peeling es la renovación de las células. Este proceso es esencialmente una forma de exfoliación profunda.

Al eliminar las células muertas y viejas de la superficie de la piel, permite que nuevas células tomen su lugar, dando como resultado una apariencia más fresca y joven.

Algunos pueden incluso llegar a las capas más profundas para estimular la producción de nuevas células de piel, así como de colágeno y elastina, dos proteínas esenciales para la firmeza y elasticidad del rostro.

En cuanto a qué tipo de peeling es el mejor para este propósito, la respuesta dependerá en gran medida del tipo de piel y de las necesidades individuales de cada uno.

No obstante, los químicos suelen ser una opción popular, especialmente los que utilizan alfa-hidroxiácidos y beta-hidroxiácidos, ya que estos pueden penetrar más.

Los enzimáticos, que son más suaves, también pueden ser una buena opción para los cutis sensibles que buscan una renovación más suave. 

2. Alisa las líneas finas y las arrugas

Con el paso del tiempo, es normal que comiencen a aparecer líneas finas y arrugas en nuestro rostro. Estos son signos de envejecimiento que se deben principalmente a la pérdida de colágeno y elastina, dos proteínas esenciales que aportan estructura y elasticidad.

Afortunadamente, los peeling pueden ser una herramienta efectiva para reducir la apariencia de estas líneas y arrugas.

Esto se debe a que pueden estimular la producción de colágeno y elastina. Al hacerlo, ayudan a mejorar la firmeza y la elasticidad, lo que a su vez puede suavizar las líneas finas y las arrugas, dando a la piel un aspecto más joven y rejuvenecido.

En términos de qué tipo es el más efectivo, los químicos, especialmente los de intensidad media a profunda, suelen ser los más recomendados. Esto se debe a que pueden penetrar en las capas más profundas para promover la regeneración celular y la producción de colágeno.

De igual manera, los peelings láser también pueden ser muy efectivos para tratar las líneas finas y las arrugas, ya que pueden penetrar más profundamente y reparar el daño. 

Úsalo junto a estas cremas antiarrugas de cosmética natural

3. Desobstruye los poros y reduce la inflamación

La batalla contra el acné adulto puede ser desalentadora, pero los peelings pueden ofrecer una ayuda considerable. Al exfoliar profundamente, pueden ayudar a desobstruir los poros y reducir la inflamación, dos factores clave en la formación de puntos negros, espinillas y acné.

Además, al promover la regeneración, también pueden ayudar a disminuir la apariencia de las cicatrices del acné.

Los peelings químicos, en particular aquellos que utilizan ácido salicílico y ácido glicólico, son a menudo la primera opción.

El ácido salicílico es especialmente conocido por su capacidad para penetrar en los poros y disolver el exceso de sebo y las células muertas, lo que lo convierte en un tratamiento efectivo para el acné.

El ácido glicólico, por su parte, puede promover la regeneración de la piel y es útil para tratar las cicatrices del acné.

Los láseres fraccionados también pueden ser efectivos para tratar las cicatrices del acné, ya que pueden estimular la producción de colágeno y la regeneración a un nivel más profundo.

Recuerda, es importante consultar a un profesional antes de someterse a un peeling, especialmente si tienes acné activo, ya que algunos tipos pueden no ser adecuados y podrían incluso empeorar tu acné.

Beneficios de los sérums antioxidantes

4. Ilumina e iguala el tono

Las manchas oscuras y la hiperpigmentación son problemas comunes que preocupan a todo el mundo. Pero con la ayuda de los peelings se puede atenuar la opacidad y la coloración oscura que se ha instalado en tu rostro. 

También puedes combinarlo con estas cremas antimanchas, nuestras favoritas.

Al retirar las capas superiores de la piel, se eliminan también esas células pigmentadas, ayudando a conseguir un tono más uniforme y brillante.

Para tratar las manchas y la hiperpigmentación, los peelings químicos son a menudo la primera opción, especialmente aquellos que contienen ácidos como el ácido glicólico, el ácido láctico y el ácido ferúlico.

Los peelings láser, por otro lado, pueden ser muy efectivos para tratar las manchas, ya que pueden apuntar con precisión a las áreas de pigmentación sin afectar a la piel circundante.

Pero aunque los peelings pueden ser una herramienta útil para tratar las manchas oscuras y la hiperpigmentación, la prevención es siempre la mejor estrategia. Esto incluye la protección diaria de la piel contra los daños del sol con un protector solar de amplio espectro.

Recomendación: Cómo mejorar las manchas de la piel naturalmente

5. Aumenta la absorción de los cosméticos

Una ventaja adicional de este tratamiento es que puede mejorar la efectividad de tus productos de belleza. ¿Cómo? Al eliminar la capa superior de células muertas y las impurezas que pueden obstruir los poros y evitar que tus cosméticos se absorban adecuadamente.

Como resultado, tus productos de belleza serán capaces de penetrar más profundamente en la piel, permitiéndote obtener el máximo beneficio de ellos.

Esto es especialmente útil para los productos que contienen ingredientes activos, como los sueros y las cremas anti-envejecimiento.

Todos los tipos de peelings pueden ofrecer este beneficio, ya que todos ellos funcionan exfoliando.

Para cerrar, es fundamental recordar que el peeling, en sus diferentes formas, es una técnica valiosa y potente para el cuidado del rostro.

Se trata de un tratamiento capaz de penetrar más profundamente y de proporcionar soluciones efectivas para problemas como las líneas finas, las cicatrices del acné, las manchas oscuras y la hiperpigmentación.

No obstante, es una técnica que debe ser adecuada a las necesidades y particularidades de cada persona y, siempre que sea posible, llevada a cabo por profesionales. Así, podrás mantener una tez saludable, vibrante y rejuvenecida.

Temas

Angela

Técnico Superior en Dietética.

Escrito por

Técnico Superior en Dietética.

Suscríbete